Declaraciones post-etapa 5 Tirreno: Peter Sagan, Rohan Dennis y Nairo Quintana

La 5ª jornada de la Tirreno-Adriatico se presentaba al público como una especie de mini-clásica incluida en una prueba por etapas. Si el propósito de la organización era que pareciera una de las grandes pruebas primaverales de un día, lo consiguieron. Con incontables muros en la parte final alrededor de Fermo, Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) se metió en medio de la pelea por la general y salió victorioso en el sprint final.

Tras su segunda victoria en la ronda italiana, el vigente campeón del mundo no pareció alegrarse mucho de haber conseguido este logro, amén de su nula celebración en meta. Pese a vencer, pudimos ver a Tourminator sufrir como nunca en las empinadas rampás -de más del 20%- de los últimos kilómetros de etapa. Él sabía que iba a ser un día duro y así se lo hizo saber a su compañero Rafal Majka:

Le comenté a Majka que no hiciera ninguna estupidez por mí, pues podía ser que yo no fuera capaz de aguantar en el final. Pensé que era muy duro para mí por lo que había visto de la subida.

Otro de los comentarios repetidos en innumerables ocasiones durante la etapa de ayer, era el parecido de su parte decisiva con las duras cotas de la Liège-Bastogne-Liège. Centrado por el momento en vencer en las clásicas del pavé, Peter Sagan parece descartar para siempre adentrarse en el tríptico de las Ardenas. Sin embargo, deja la puerta mínimamente abierta en caso de un cruce de cables futuro:

Realmente no me gustaba la etapa de hoy. Siempre he dicho que si quiero ganar en Roubaix, no puedo estar en forma en las Ardenas. Quizá algún día me canse del pavé y cambie de opinión, pero no lo creo.

————

Por otro lado, en la meta situada en Fermo pudimos ver una nueva resurrección de uno de los grandes damnificados en la etapa del Terminillo. Se trata de Rohan Dennis (BMC), quien llegó a la jornada reina vestido con la maglia azzurra de líder y salió de la montaña apenina con 1’06” de deventaja respecto al nuevo líder, Nairo Quintana (Movistar). Pese a no ser capaz de recortar tiempo, ha conseguido ascender de la 5ª a la 3ª plaza, gracias a la debacle -y abandono de Adam Yates-.

Si soy honesto, esperaba estar al primer grupo en la parte final, pero ha sido díficil, sobre todo en la última subida. Al final solo he podido aguantar con lo justo con la esperanza de poder esprintar al final.

Con sólo una etapa por delante -con previsible final al sprint- antes de la crono final de esta Tirreno-Adriatico, el corredor australiano es consciente de la dificultad de concluir en lo más alto del podio. Pese a ello, no descarta ser capaz de mejorar un poco más su resultado pese a estar a 1’06” de Quintana. O lo que es lo mismo, no descarta adelantar a Thibaut Pinot y terminar 2º.

Mañana (hoy) será un día tranquilo y no creo que pueda ganar tiempo. Luego llegará la crono final. El primer puesto parece inalcanzable, pero intentaré mejorar mi resultado.

————

Por último, recogemos las palabras del líder y virtual vencedor de la general, Nairo Quintana (Movistar). Tras su mejora contra el crono en los últimos años, parece difícil que vea recortadas las diferencias con sus máximos rivales -Pinot a 50″, Dennis a 1’06” y Roglic a 1’15”-. Por ello, el ciclista colombiano se muestra tranquilo de cara a estas dos últimas jornadas:

Mi último ataque fue más que nada para seleccionar y evitar el peligro de una llegada con grandes sprinters. Ha sido una jornada dura, pero creo que llego con una ventaja tranquilizadora a la crono.

Fuentes: Cyclingnews y webs oficiales de BMC, Bora-Hansgrohe y Movistar Team

Imagen destacada: Tirreno-Adriatico

Sprint Final. Eriz Fraile (@TxoriTorete1197)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.