Declaraciones Itzulia Basque Country Etapa 4 – Primoz Roglic, Julian Alaphilippe y Mikel Landa

La Itzulia Basque Country entra en su fase más decisiva, en sus dos etapas más duras. Hasta ahora el gran protagonismo en las cotas finales y contrarreloj ha sido de Julian Alaphilippe y Primoz Roglic. Alaphilippe, dos victorias; Roglic, dos segundos puestos y claro ganador en la crono. El escalador puro que está más cerca de ellos en la clasificación general es Mikel Landa (7º) -con el permiso de Bauke Mollema (3º)-, quien es el más señalado a la hora de tener que endurecer la carrera.

El vasco no solo tendría que superar los 18 segundos que le separan de Bauke, distancia probable de recuperar, sino más de un minuto con los dos corredores anteriormente mencionados. Primoz Roglic (LottoNL-Jumbo) se mostraba contento por obtener el liderato en la contrarreloj, pero asume que no será fácil mantenerlo ya que a partir de ahora, debido a la ventaja conseguida, será un “todos contra él”:

Sabía que todos los ojos estaban puestos en mí al ser especialista en contrarreloj. Eso trajo una presión extra. Fue una contrarreloj plana, pero hubo mucho viento. Quiero ir el día a día, estoy ansioso por las últimas etapas.

Julian Alaphilippe (QuickStep Floors), a pesar de estar decepcionado por perder el liderato, se sentía motivado asumiendo que llega lo “más difícil de la carrera“. Recordemos que su equipo lleva una temporada de ensueño (24 victorias en menos de 4 meses), por lo que suena realista cuando declara intentar hacer “algo bueno”:

Estas largas y rectas carreteras con fuerte viento en contra no me iban bien. Me gusta más una contrarreloj que contenga varias subidas cortas y empinadas, como la que tuvimos a principios de año en París-Niza. No me sorprende que perdiera la ventaja, porque sabía que sería difícil, pero no voy a ocultar el hecho de que estoy un poco decepcionado por no tener el maillot amarillo. La moral en el equipo es alta, por lo que trataremos de hacer algo bueno en las próximas dos etapas, que será muy duro, lo más difícil de la carrera.

Mikel Landa (Movistar), por su parte, es el gran señalado. Advertía que saldrá al ataque empezando por la dura etapa de hoy con el temido encadenado de Endoia-Azurki. Un pensamiento que puede hacer que la carrera se convierta en una locura a partir de ahora.

Saco un balance positivo de esta crono. Las primeras dos cronos que había hecho este año no habían sido muy buenas y creo que el resultado de hoy ha sido bueno. Roglic sigue teniendo mucho margen todavía y, además, ha demostrado ser el más fuerte hasta ahora. Por tanto, nos tocará salir al ataque en los dos días que quedan. Se habla mucho del sábado pero la etapa de mañana (hoy) es muy dura también.

En otras circunstancias, la etapa de hoy podría resolverse en una escapada e incluso en un sprint más o menos numeroso, pero como comentamos es la etapa trampa por excelencia. A poco se se acelere el ritmo en Elosua (Gorla), Roglic se podría quedar solo ante los otros dos puertos que también se podrían considerar de 1ª categoría, ya que no estamos hablando de cotas de 2 km, sino de dureza más sostenida con más de 3 km a más de 9% en cada uno de esos dos puertos finales con otros kilómetros más suaves al 4-5%, aunque con descansos que hacen rebajar su dificultad teórica.

Las diferencias de Roglic y Alaphilippe respecto a los demás corredores invita a buscar los ataques -incluso en el descenso o en el llano final-, siempre que esos corredores quisiesen buscar realmente la victoria en la clasificación general.


Fuente: Webs oficiales de LottoNL-Jumbo, QuickStep Floors y Movistar

Imagen destacada: Tim de Waele/TDWSport.com

Sprint Final, Ibai Lara (@ibai_lara@ibai_lara

Comentários no Facebook