Declaraciones Etapa 16 Giro d’Italia – Vincenzo Nibali, Mikel Landa y Nairo Quintana

Lo que parecía una somnífera etapa reina, dónde sólo la animaba los hombres de la escapada, se convirtió en toda una excitación en los últimos 32 kilómetros de carrera. El gran grupo se acercaba a Umbrailpass y con el acontecimiento de Tom Dumoulin (Sunweb) cambió todo. El gregario de Le Squalo, Franco Pellizzotti (Bahrain-Merida), ponía un ritmo sostenido para hacer criba. Más tarde, Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) se encargó de hacer una selección de calidad para finalmente, atacar a un kilómetro para coronar la cima. Después en la bajada, su especialidad, consiguió deshacerse de Nairo Quintana (Movistar) y acercarse a Mikel Landa (Sky) para acabar ganando la etapa en una lucha frenética con el vasco.

No esperaba poder ganar hoy. Sabía que era una etapa muy complicada, por lo que estoy realmente contento de haberlo logrado. Es una victoria de corredor completo. Tuve que mantener la regularidad de principio a fin en una etapa larga y complicada. Tuve que ser agresivo en la escalda, buen bajador y finalmente, sprinter. Hoy se ha reducido un poco la diferencia con Tom, pero todavía queda etapas muy duras por delante y él tiene una contrarreloj clave a su favor.

Mikel Landa (Sky), que quedó segundo, estuvo a punto de lograr una gran gesta. Fue el único que quedó de la escapada del día y al final, el cansancio le pasó factura. A pesar de coronar con 14″ de ventaja Umbrailpass, las grandes dotes de Nibali en el descenso hicieron que se le acercase y al final le venciera en la línea de meta.

Por desgracia, he perdido la etapa en los últimos metros, pero esto es ciclismo. A veces puedes perder o aprender algo. Me encontré bien desde el principio de la etapa y pude formar parte de la escapada que se forjó en la primera subida. Luché por llegar solo a meta, pero me cogió Vincenzo en la bajada.

En tercera posición, llegó Nairo Quintana (Movistar). El ciclista colombiano pudo haberse vestido de rosa si hubiera sido un poco más agresivo. Aunque quedan días por delante, tiene la desventaja de la contrarreloj de Milán, en la que va a perder tiempo con respecto al holandés. Se mantuvo en todo momento a rueda de Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) y con un contraataque antes de coronar la última cima, podía haberse lanzado en solitario en la bajada. Finalmente fue cauto y bajó sin arriesgar y a su ritmo para situarse en la clasificación general a 31″ de Tom Dumoulin (Sunweb).

Ha sido un día muy positivo, con un gran trabajo por parte del equipo. Sabía que podía recortar tiempo pero no esperaba de esta forma. El líder, por unas razones u otras, ha cedido. Me habría gustado sacar cinco minutos, pero la realidad es esa, a veces el querer y el poder no son lo mismo.

 

Fuente: Webs oficiales de Bahrain-Merida, Sky y Movistar Team.

Fotografía: Ansa

Sprint Final, Jaume Colomines (@jaumecolomines, @jaume_colomines)

Comentários no Facebook