Declaraciones 9ª etapa Tour de Francia: Rigoberto Urán, Warren Barguil y Chris Froome

Un final de infarto para una etapa de infarto. Así se podía resumir esta última jornada antes del primer día de descanso. Ya desde el inicio ha comenzado el espectáculo, que no ha parado en ningún momento hasta cruzar la línea de meta en Chambéry. Con caídas, pájaras, ataques y contraataques; hoy se ha vivido una de las etapas reinas de esta edición de la Grande Boucle. Y en medio de todo eso, Rigoberto Urán (Cannondale-Drapac) salía victorioso en un agónico sprint final del que en un principio daban ganador a Warren Barguil (Sunweb-Giant).

No sé si es verdad. Estaba pasando el control anti-dóping y me han dicho que he ganado. Pensé que me estaban vacilando y ha sido una gran sorpresa para mí.

Uno de los detalles a tener en cuenta en la resolución de la etapa fue el desarrollo que el colombiano se vio obligado a utilizar en los últimos kilómetros. Envuelto en la caída de Richie Porte (BMC) y Dan Martin (QuickStep Floors), sufrió un golpe en el cambio por parte de la bici del irlandés. Por ello, una vez concluida la bajada del Mont du Chat -a 13 kilómetros de meta- pidió asistencia al coche neutro, si bien no pudieron solucionarle el problema y tuvo que usar el mismo desarrollo hasta la victoria.

En la caída, Dan Martin dio con mi cambio y lo rompió. Hice la bajada con el cambio roto y pensando en salvar el día. Tuve que hacer el sprint con el 53×11 y cuando vi que me pasó Barguil pensé “Bueno, salvé la etapa”. Luego ya me dieron la sorpresa y es algo impresionante.

La otra cara de la moneda en ese sprint fue Warren Barguil, que logró la segunda plaza -o perdió la primera- en la photo-finish. Cabe recordar que en la Vuelta a España 2013, estos dos protagonistas vivieron una situación parecida, en la que el francés se llevaba la victoria en Formigal. Esta vez, la suerte no ha estado de su parte y las lágrimas de emoción se convertirían a los pocos minutos en rabia e impotencia a la hora de hablar ante los medios.

Pensé que había ganado… pero yo pasé más tarde la línea de meta. El ciclismo es duro. Sin duda, es una gran decepción, pues hace mucho que gané mi última etapa. Por otro lado, he tenido un día bueno y por suerte existe el maillot de la montaña. Quedan dos semanas y lo volveré a intentar.

Por último, recogemos las palabras del tercer clasificado. Un ocupante ilustre del último cajón del podio en esta etapa y actual poseedor del maillot amarillo: Chris Froome (Sky). En una versión hasta ahora desconocida del británico, llega a la primera jornada de descanso con la general aún muy abierta en comparación a años precedentes -4 corredores en 1 minuto-. Por eso, al ser preguntado por su renta al frente de la pelea por el maillot jaune, su cara no era de felicidad completa.

El día de descanso de mañana nos va a venir bien a todos porque estamos destrozados después de hoy, incluido yo. Estoy contento de mantener el liderato pero ha sido una etapa loca.

Parte de culpa de que la etapa haya sido una locura como dice el propio Froome (Sky) la tiene las diferentes caídas producidas a lo largo de la etapa. Primero Manuele Mori (UAE-TeamEmirates), Robert Gesink (LottoNL-Jumbo) y Geraint Thomas (Sky) abandonaban tras sendas caídas en el mismo punto. Más tarde también sufriría dos caídas Alberto Contador (Trek-Segafredo), aunque sin grandes daños. Y para rematar el mal día en el pelotón, Richie Porte (BMC) sufría un fortísimo golpe en el último descenso, provocando su abandono inmediato.

Hoy tengo sentimientos encontrados. Acabo de ver la caída de Richie y te deja con una sensación horrible. Espero que esté bien y tenga una rápida recuperación. Por supuesto, también se lo deseo a mi compañero Geraint Thomas, que ha sufrido una fractura de clavícula.

Fuente: Tour de Francia/ASO, Le Parisien y web oficial de Sky

Imagen destacada: ASO/Alex Broadway

Comentários no Facebook