Cronos por equipos de Bergen 2017: Emoción frente al desencanto

Ayer, a eso de las seis de la tarde, la UCI podía estar muy satisfecha. Una vez más, había logrado salvar una bola de partido teniendo todo en su contra. Hace apenas cinco años, en Valkenburg, decidieron traer de vuelta una prueba olvidada durante las dos décadas anteriores. Se trataba de la crono por equipos, al que habían dado una vuelta de tuerca y habían convertido en la única prueba de los Campeonatos del Mundo disputada por equipos comerciales.

Desde luego, nadie podrá criticar las primeras ediciones, con alrededor de 30 equipos en la salida de la prueba masculina -entre ellos los 18 WorldTour- y superiores a la decena en la prueba femenina. Sin embargo, todo cambió el pasado año. No se sabe si la elección de la sede (Doha) tuvo algo que ver en la decisión, pero la AIGCP (Asociación Internacional de Grupos Ciclistas Profesionales) anunciaba un boicot a la carrera en busca de eliminar la obligatoriedad de participación para los WorldTour.

Por su parte, la prueba femenina no tenía mucho mejor aspecto. En este caso, eran invitados los 30 mejores equipos según el ranking UCI a mediados de agosto. De ellos, solo 8 aceptaron. Aquí si que se podría alegar la sede como razón principal de la escasa participación, pues es por todos sabido que muchos equipos femeninos UCI no cuentan con un presupuesto relativamente alto. Ambas causas tenían sus razones, que parecían olvidadas… hasta que llegó Bergen 2017.

Sobre el papel, tras los acuerdos firmados entre UCI y AIGCP -hombres- y la cercanía de la sede -mujeres-, todo debía volver a la normalidad esta temporada. Sin embargo, si alguien apostó un centavo por que se volverían a repetir los hechos un año después no estaba muy equivocado. Nueva amenaza de boicot por parte de la AIGCP -de nuevo desmantelada tras un nuevo acuerdo- y participación paupérrima en la prueba femenina -solamente 9 equipos-.

Pese a ello, y como hemos comentado al inicio de este artículo, la UCI volvía a remontar el partido, volvía a sacar fuerza de donde parecía no existir. Con un atrevido y explosivo recorrido, lograba instaurar la igualdad entre los equipos punteros hasta la misma línea de meta. Y lo que es más importante aún, daba pie a la doble sorpresa por parte de Sunweb, capaz de ganar ambas pruebas por delantes de los todopoderosos Boels-Dolmans y Sky.

Sin embargo, ese buen sabor de boca que dejó a los aficionados el día de ayer tiene muchas opciones de ser un mero espejismo. Con el paso de los años, y las sucesivas ediciones, estas pruebas por escuadras van bajando más escalones de los que logran ascender gracias al buen hacer de los participantes un día al año. Por todo ello, la pregunta es ¿Hasta cuando aguantará la UCI y esta prueba contras las cuerdas?

Imagen destacada: Cor Vos/Team Sunweb

Sprint Final. Eriz Fraile (@TxoriTorete1197)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.