Crítica al ciclismo español: la generación de oro empañado y el futuro que viene

El pasado domingo Alberto Contador desfilaba por Madrid en su último día como ciclista profesional. Un día antes el pistolero disparaba su última bala. Es el fin de un ciclo. El fin de una generación que ha sido una de las mejores -por no decir la mejor-  del ciclismo español en toda su historia. Pero también una generación marcada por una lacra: el dopaje.

No es habitual oír hablar de ello. Parece más bien un tema tabú ¿O acaso alguien ha oído hablar del positivo de Samuel Sánchez en los grandes medios durante la Vuelta? Ni una sola mención. El asturiano daba positivo por GHRP-2 días antes de comenzar la Vuelta. En este artículo analizaremos y expondremos los éxitos del ciclismo español durante esta última década. Eso si, no nos olvidaremos del dopaje que, si bien no es una lacra endémica del ciclismo español, si ha marcado a la mejor generación de ciclistas españoles de toda la historia. También hablaremos de las futuras estrellas de este deporte en nuestro país que ya se han dejado ver en esta edición de la ronda española.

Del Probenecid al GHRP-2: la edad de oro manchada.

Corría el verano 1988. En una España alegre y vivaz conquistada por la movida madrileña, un segoviano interrumpía la siesta de miles de españoles. Perico Delgado estaba a punto de ganar el Tour de Francia. El “loco de los Pirineos” como se le apodaba ofrecía espectáculo por doqiuer. Nada se le anteponía a una triunfal entrada en París, excepto un diurético prohibido por el COI pero permitido por la UCI: el Probenecid. Dicho medicamento, con efecto enmascarador de anabolizantes,  se el fue detectado en un control poco días antes de finalizar la carrera. Finalemente la organización de la Grande Boucle no tomó acción ninguna y Perico subió a lo más alto del podio en París.

Pasaron los años y tras los 5 Tours de Indurain llegan los 2000 y con ello el dominio de Lance Armstrong. Pero esta primera parte de la década del nuevo milenio también era sinónimo de presencia masiva de españoles en las starlists de las grandes vueltas. Hasta 4 o 5 equipos españoles tomaban la salida del Tour de Francia y los ciclistas de nuestro país eran mayoría en el pelotón. Era el caldo de cultivo perfecto para que las grandes estrellas creciesen: Alejandro Valverde, las primeras pedaladas de Contador, Samuel Sánchez, Joaquim Rodríguez, Carlos Sastre e incluso un sprinter como Óscar Freire se hacía sitio entre los mejores velocistas.

Centrémonos en analizar la carrera de algunos de ellos, con sus luces y sus sombras. Hablaremos a continuación de la que muchos consideran la “generación de oro” del ciclismo español: Alberto Contador, Alejandro Valverde, Joaquim “Purito” Rodríguez y Samuel Sánchez.

Empecemos por Alberto Contador, al que muchos consideran el mejor vueltómano de este siglo. Cierto o no, hemos sido muchos los que nos hemos puesto de pie con su ciclismo de ataque. Desde sus cuatro ataques a Rasmussen en Peyresourde en 2007 hasta los numerosos que ha protagonizado en esta pasada Vuelta a España. Para más detalle hace unos días publicábamos una pequeña biografía del pinteño. Pero no todo han sido días de vino y rosas.

En lo mejor de su carrera, cuando se atisbaba un duelo Schleck-Contador que coparía la atención del público ciclista durante años, llega un consistente solomillo desde Irún que marcaría un antes y un después en la carrera del pistolero. Y es que durante el día de descanso en Pau en el Tour 2010, ingería un supuesto solomillo contaminado con Clembuterol. Cabe decir que no es lo más normal que un ciclista -y más que está luchando por la carrera- ingiera una ración tan contundente de carne en un día de descanso. Lo normal es decantarse por pasta, arroz… Y más raro resulta aún que una pieza de carne adquirida en la Europa occidental esté contaminada de esa forma. Además, la cantidad que se le detectó a Contador, al contrario de lo que dicen muchos, no es tan baja. De hecho la atleta Josephine Onya fue sancionada al encontrársele en un control una cantidad similar de clembuterol.

Demasiadas casualidades para el TAS, que tras un largo periplo judicial decidió imponerle una sanción de 2 años, por lo que Alberto Contador fue desposeído de sus resultados entre julio de 2010 y el 6 de agosto de 2012, cuando finalizó su sanción. Entre los resultados que se vieron afectados por esa sanción destacan sus victorias en el Tour de Francia 2010 y el Giro d´Italia 2011 o su quinto puesto en el Tour de ese mismo año. Esta sanción marcó un antes y un después en la carrera del pinteño. Un constante “quiero y no puedo” en la Grande Boucle que pudo parchear, tanto con su ciclismo de ataque, como  con dos victorias en la Vuelta a España en 2012 y 2014 -la primera de ellas ganada in-extremis en Fuente De junto con su Giro 2015 , a pesar de su pájara en la Finestre.

Alberto Contador atacando en Verbier (Tour 2009, BettiniPhoto)
Alberto Contador atacando en Verbier (Tour 2009, BettiniPhoto)
Alberto Contador en sus inicios en el Liberty años con su director deportivo Manolo Saiz
Alberto Contador en sus inicios en el Liberty-Seguros con su director deportivo Manolo Saiz

Otro de los buques insignia de esta generación ha sido sin lugar a duda Alejandro Valverde. Capaz de dominar desde en las clásicas de las Ardenas hasta ser un hombre a tener en cuenta en las grandes vueltas, Valverde es quizás el ciclista español más completo de todos los tiempos.

“El bala” emepezó a demostrar muestras de su talento allá por 2003, imponiéndose en la etapa de La Vuelta de aquel año con final en La Pandera y consiguiendo además su primer podio en una grande en aquella edición de la ronda española, con un tercer puesto a sus 23 años. Desde aquella sería un corredor muy a tener en cuenta dentro del pelotón. Entre su palmarés de éxitos destaca su dominio en las Ardenas con 4 victorias en la Liege-Bastogne-Liege y 5 en la Fleche-Wallonne. A ellos hay que sumar su victoria en la Vuelta de 2009, un podio en el Tour 2015 y un amplio palmarés en pruebas WorldTour que incluyen triunfos en el Criterium du Dauphine, Volta a Catalunya, Vuelta a Andalucía… A ello hay que sumar su competitividad en todas las pruebas desde febrero hasta octubre.

Sin embargo, al igual que Contador no todo son luces. Y es que Valverde fue uno de los identificados en los registros de la Operación Puerto en 2006. En dichos registros la Guardia Civil halló bolsas con sangre de distintos corredores que estos utilizarían para prácticas de dopaje sanguíneo. Una de ellas, la Bolsa 18 llevaba el nombre de Valv.Piti, con las iniciales de Valverde y el nombre de su perro, que habría sido extraída en 2004. Y no, esa bolsa no iba destinada a un inofensivo pastor alemán como más tarde demostrarían el CONI y el TAS.

El quebradero de cabezas para el murciano empezó en 2009, cuando el CONI (Comité Olímpico Nacional Italiano) le llamaba a declarar ante el juez, por su supuesta implicación en la Operación Puerto. Tras las trabas impuestas por la justicia española para facilitarle a sus compatriotas italianos la Bolsa 18 con la supuesta sangre de Valverde, finalmente el CONI logró tener en su poder dicha bolsa. Después de cotejar la sangre de la Bolsa 18 con otra muestra sanguínea extraída al corredor en el Tour 2008 en la etapa finalizada en Prato Nevoso, se probó la coincidencia del ADN de ambas muestras. De esta forma quedaba probada la culpabilidad del murciano y el CONI le impuso una sanción de 2 años.

No obstante esa sanción solo afectaba a territorio italiano y fueron muchas las federaciones de ciclismo nacionales que lucharon para que se universalizase. Finalmente y contando con testigos como su ex-compañero en el Kelme Jesús Manzano quien afirmó ver a Valverde doparse “en muchas ocasiones”, el TAS universalizaba la sanción emitiendo una sentencia condenatoria y confirmando una sanción  de 2 años a cumplir entre el 1 de enero de 2010 y este mismo día de 2012.

Quizá lo que diferencia su caso del de Alberto Contador es que, tras la sanción por dopaje su rendimiento no ha sufrido alteraciones. El Bala ha seguido siendo uno de los mejores ciclistas del pelotón internacional. Queda por ver como afronta su recuperación de su reciente lesión en el Tour de Francia. Con 37 años, aún tiene contrato por dos años más con el Movistar en los que aún podrá ofrecer espectáculo a los seguidores de este deporte.

Alejandro Valverde siendo atendido tras su caída en el último Tour (AFP)
Alejandro Valverde siendo atendido tras su caída en el último Tour (AFP)
Alejandro Valverde en el Tour 2005 en la etapa con final en Courchevel batiendo a Armstrong (Presse Sports)
Alejandro Valverde en el Tour 2005 en la etapa con final en Courchevel batiendo a Armstrong (Presse Sports)

Otro de los integrantes de la generación de oro ha sido un corredor de características similares a Valverde, que, si bien es cierto que no tiene su palmarés, siempre ha sido sinónimo de éxitos y ciclismo de calidad. Hablamos de Joaquim “Purito” Rodríguez. Un ciclista que, a diferencia de los anteriormente citados, se ha mantenido al margen de la lacra del dopaje. Un ciclista que ha sabido ir a más en su carrera y que ha conseguido sus resultados más notables a partir de los 30 años.

Su primer gran resultado llegaba en La Vuelta 2003, con un triunfo parcial en la etapa con llegada a Pla de Beret. Desde ese momento ha sido un ciclista de constante progresión y de gran calidad, pero no una estrella mundial de este deporte. No obstante, su cambio de equipo en 2010 del Caisse d´Epargne al Katusha, le dio un empujón a su carrera. A partir de este año Purito rozó la gloria en muchas ocasiones pero en todas ellas se tuvo que quedar con la miel en los labios.

En 2012 Joaquim mostró un gran nivel en el Giro d´Italia y fue quien de llegar con la Maglia Rosa a la última etapa: una CRI de casi 30km en Milán en la que sucumbiría ante el buen hacer del canadiense Ryder Hesjedal, quien le apartaría de la victoria por tan solo 16″. Más dolorosa resultaría aún su derrota en la Vuelta a España de ese mismo año. Una Vuelta que tenía perfectamente controlada hasta la etapa 17ª con final en Fuente De en la que Alberto Contador lanzaba un ataque desde el penúltimo puerto. Purito, cuyo equipo estaba en inferioridad numérica respecto al del pinteño, sucumbió en la cima cántabra, perdiendo sus opciones de triunfo en la clasificación general.

2013 sería otro año donde Purito se quedaría a las puertas de éxito. Tras un buen Tour de Francia, donde en una notable última semana conseguía hacerse hueco en el podio de París con un tercer puesto, llegaba el mundial de Florencia. Un mundial muy duro que se adaptaba a la perfección al catalán y a la selección española, que no supo gestionar su superioridad numérica en la última vuelta y propició que el portugués Rui Costa le robase la cartera al propio Joaquim  y a Alejandro Valverde.

A pesar de todo la trayectoria de Purito es más que loable con victorias parciales en las tres grandes, triunfos en clásicas como Il Lombardía o la Fleche-Wallonne, además de un amplio palmarés que incluye victorias en la Volta a Catalunya o la Vuelta al País Vasco.

Joaquim Rodríguez se impone en la Fleche-Wallonne 2012 (AFP)
Joaquim Rodríguez se impone en la Fleche-Wallonne 2012 (AFP)

Último ciclista de esta generación dorada:  Samuel Sánchez. Quizá el que menos palmarés tenga de estos, si bien se pueden resaltar algunos resultados destacables en su carrera, especialmente su título olímpico en 2008 en una prueba dura y selectiva donde logró imponerse a Fabian Cancellara o Andy Schleck entre otros.

En su trayectoria en el Euskaltel-Euskadi también son dignos de mención sus resultados en las grandes vueltas. Entre ellos destaca un tercer puesto en la Vuelta 2007 tras un ataque desde lejos en el Alto de Abantos, un segundo en la edición de 2009 y otro segundo en el Tour 2010 tras la descalificaciones de Alberto Contador y Denis Menchov.

No obastante vuelve  aparecer la sombra del dopaje. A dos días del inicio de la recién finalizada Vuelta a España, la UCI le envía una notificación por teléfono. En un control realizado al corredor asturiano el 9 de agosto por sorpresa en su casa de Oviedo, se le detectaron restos de GHRP-2, un péptido que favorece la síntesis de la hormona del crecimiento en el cuerpo humano. Falta esperar al contraanálisis para la confirmación, pero éste suele confirmar las sospechas. Lo cierto es que era la Vuelta perfecta para Samu, con un final en el Angliru, en su Asturias natal, en el penúltimo día de carrera. Una victoria en la mítica cima asturiana hubiese supuesto un broche de oro a su carrera.

Resultado de imagen de samuel sanchez oro
Samuel Sánchez, alzando los brazos en Pekín 2008 (AFP)

Mas, Cortina, Soler… El futuro

Esta Vuelta a España también ha servido para destapar a las estrellas del futuro del ciclismo español. Hace dos o tres años el devenir de este deporte en nuestro país parecía bastante oscuro. Con solo dos equipos en las categorías Continental y Profesional Continental, la mayoría de ciclistas amateur tienen muy difícil dar el salto y el futuro se preveía bastante aciago. No obstante la internacionalización de ciclismo ha permitido que algunos de los jóvenes valores pudiesen encontrar acomodo.

Este es el caso tanto de Enric Mas (Quick-Step) como de Iván García Cortina (Bahrain-Merida). Ambos corredores encontraron su sitio en el Klein Constantia, un equipo Continental filial del Quick-Step, tras su paso por la etapa Amateur. En el caso de Mas, este ya ha demostrado sus dotes para la montaña a lo largo del año, estando entre los mejores en la Vuelta a Burgos e incluso en alguna etapa del Criterium du Dauphine. En la Vuelta a España se ha dejado ver en las fugas y, aunque un poco venido a menos, ha tenido protagonismo.

Iván García Cortina tiene un perfil un tanto atípico en el ciclismo español. Rodador fuerte y con una buena punta de velocidad se adapta perfectamente a las clásicas de primavera del adoquín. Una mezcla entre Juan Antonio Flecha y Óscar Freire. Sin embargo también ha demostrado su fortaleza cuando la carretara se empinaba. En plena tercera semana de La Vuelta daba toda una exhibición camino de Gijón en un terreno dominado por la media montaña. Desgraciadamente no pudo culminar su gran jornada y acabó tercero en la etapa.

Marc Soler tirando de Contador, Valverde y Froome en la Volta 2017
Marc Soler tirando de Contador, Valverde y Froome en la Volta 2017

Marc Soler es otra de las sólidas promesas del ciclismo español. Con pasado amateur en el Lizarte -filial del Movistar Team- se presentó al mundo ganando el Tour del Porvenir 2015, año en el que pasó al profesionalismo. Tras un par de años de adaptación, este 2017 ha sido el año de su explosión. Buena prueba de ello son sus resultados en la Volta a Catalunya -donde aguantó el ritmo de Froome y Contador camino de Lo Port- y la Vuelta a Suiza. Además su gran combatividad demostrada en la Vuelta a España le ha valido un hueco en el “nueve de la selección española en Bergen.

——-

En definitiva, durante la última década el ciclismo español, ha sido una montaña rusa de luces y sombras. Nos ha aportado grandes éxitos que nos han hecho vibrar y levantarnos del sofá. Pero también le ha afectado la lacra del dopaje de forma importante. Dopaje que se ha convertido en un tema tabú y que enseguida cae en el olvido ante los éxitos, como si tuviésemos la memoria de un pez. Por eso creo importante este artículo.Asimismo he aprovechado la ocasión para hablar de algunas de las estrellas del futuro, que ya han dejado pinceladas de su potencial en la recién finalizada Vuelta a España.

————–

Imagen destacada: Reuters

Sprint-Final, Miguel Bouzas (@migbouzas2502, @tovarisch_fofisano)

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.