Ctos. Europeos prueba en línea femenina – Marta Bastianelli sorprende a las neerlandesas

En una novedosa fórmula de reunir los Campeonatos Europeos de múltiples deportes en un mismo evento, este primer domingo de agosto era el turno de la prueba en línea femenina. Disputándose todas las carreras en la localidad escocesa de Glasgow, se había preparado un circuito muy rápido y técnico por sus calles. Como aliciente, en cada uno de sus nueve giros debería ascender cinco repechos cortos de diferente dureza. Tras una carrera con muchos ataques y control de los Paises Bajos, el triunfo fue para Marta Bastianelli (Italia).

Tras una primera vuelta de relativa calma y sin que se formase la primera fuga del día, ese momento llegó durante el segundo giro. Para animar la carrera, siete ciclistas dejaron atrás al pelotón: Klein (Alemania), Brand (Países Bajos), Stultiens (Países Bajos), Longo Borghini (Italia), Paladin (Italia), Duval (Francia) y Wrigth (Gran Bretaña). Ante la peligrosidad de este grupo, el pelotón no dudó en comenzar la caza muy pronto, logrando absorber a todas estas corredoras antes del segundo paso por meta -km 28-.

Así las cosas, se formaba una nueva escapada poco después, esta vez con Wright (Gran Bretaña), Labous (Francia), Brand (Países Bajos), Quagliotto (Italia) y Klein (Alemania). Pese a que el pelotón les dejó coger hasta 2’30” de ventaja, la falta de entendimiento fue la tónica habitual de esta aventura, por lo que Sophie Wrigth (Gran Bretaña) decidió probarlo en solitario poco antes de llegar al ecuador de la carrera. Mientras que la británica seguía en cabeza de carrera, comenzaban los ataques en el pelotón a falta de más de tres vueltas.

Así las cosas, el pelotón dio por finalizada la fuga más prospera del día a falta de 40 kilómetros. Con este nuevo panorama, Países Bajos decidía comenzar con su habitual festival de ataques. En el momento de entrar en las dos últimas vueltas -km 102-, fueron tres las ciclistas que lograron colocarse en cabeza de carrera: Blaak (Países Bajos), Cecchini (Italia) y Barnes (Gran Bretaña). Ante este movimiento importante, fue la selección alemana la encargada de neutralizarlo.

Así las cosas, al escuchar el sonido de la campana marcando la entrada en el último giro -km 116-, se había formado un nuevo terceto cabecero: van der Breggen (Países Bajos), Longo Borghini (Italia) y Barnes (Gran Bretaña). Cediendo en ese momento 17″, pasaban por meta Mackaij (Países Bajos) y Biannic (Francia). En cuanto al pelotón, la falta de colaboración y el ya reducido número de ciclistas hacía que estuviesen ya a 40″, una distancia difícil de recuperar.

A falta de doce kilómetros, los dos pequeños grupos se unían, formando una cabeza de carrera de 5 corredoras. Aprovechando la segunda -0.2 km al 6.5%- de las cinco subidas del circuito, Anna van der Breggen (Países Bajos) lanzaba un primer ataque, llevándose consigo a Elisa Longo Borghini (Italia). Mientras tanto, el pelotón era capaz de neutralizar a las otras tres corredoras que habían ido escapadas cuando restaban alrededor de seis kilómetros y estaban situadas a 30″.

A partir de ese momento, todo hacía indicar que la carrera se decidiría entre las dos corredoras que formaban este corte. Pese a ello, a falta de algo más de cuatro kilómetros, las neerlandesas volvían a intentar abrir nuevos huecos en el grupo principal. En busca de evitar un posible sprint, Elisa Longo Borghini (Italia) lanzó varios ataques, lo que provocó una falta de colaboración a partir de entonces. Tras ser cazadas debido a esta decisión, Marta Bastianelli (Italia) logró el triunfo en un sprint reducido.


CLASIFICACIÓN

  1. Marta Bastianelli (ITA) 3h 28′ 15″
  2. Marianne Vos (NED) m.t.
  3. Lisa Brennauer (GER) m.t.
  4. Elena Cecchini (ITA) m.t.
  5. Rasa Leleivyte (LTU) m.t.

Imagen destacada:

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook