Romain Bardet reconoce la 5ª etapa del Tour con un buen resultado en Finistère

El francés Romain Bardet (AG2R-La Mondiale) sigue completamente obsesionado con la idea de ganar la Grande Boucle haciendo un calendario completamente enfocado a este objetivo. La presión de los aficionados -también obsesionados en ganar el Tour con un corredor de casa- le lleva a prepararse minuciosamente para obtener la victoria. Ahora, no obstante, parece que Bardet ha hecho un cambio de mentalidad para prepararse para la Fléche Wallonne y la Liège-Bastogne-Liège.

El francés cree que sus condiciones de escalador bajito y explosivo le pueden favorecer para este tipo de carreras y afronta el reto motivado y con la confianza del equipo. Estos días se encuentra en la región francesa de Bretaña, donde acaba de disputar el Tour de Finistère y ha reconocido la quinta etapa del Tour de Francia. Con final en la localidad de Quimper, 203 km y un recorrido rompepiernas, el francés ha reconocido que la etapa le parece atractiva.

Me hubiera gustado participar en el Tro Bro Leon el domingo pero necesito recuperarme para el próximo domingo. Participaré en la Flèche Wallonne, que no formaba parte de mis planes iniciales. Se me adapta menos que la Lieja, pero me lo tomaré como un entrenamiento. Intentaré hacer esfuerzos en el final, pero sin desgartarme en exceso.

Bardet ha recuperado el mal sabor de boca de País Vasco con una magistral actuación en el Tour Finistère, donde pudo estar entre los más fuertes en un corte formado por 15 hombres a 5 kilómetros de meta. En el sprint, solo Jonathan Hivert (Direct Energie) fue más rápido que él. La clásica ha dejado un buen sabor de boca a Bardet, de cara a poder disputar La Doyenne y para proseguir su largo camino hacía el Tour de Francia.


Fuente: Cyclingnews

Imagen destacada: Vincent Curutchet

Sprint Final. Arnau Soler i Sales.

Comentários no Facebook