Awet Gebremedhin ficha por Israel Cycling Academy

El ciclismo es uno de los deportes donde, quizá, más sueños se hagan realidad. Ya sea de forma prácticamente anónima o llegando a Paris al final de un Tour de Francia, todo aquel que algún día triunfa en este deporte se va contento de él. Algunos tienen que esperar toda una vida para llegar a su meta deseada. Otros, sin embargo, suben los escalones del profesionalismo a las primeras de cambio. Y luego, hay casos especiales con verdaderas historias de superación detrás, como la de Awet Gebremedhin, flamante fichaje de Israel Cycling Academy.

Esto es de lo que trata nuestro equipo. Es un corredor que merece la oportunidad de cumplir los sueños que un día casi perdió. Es por eso por lo que es emocionante. Nos sentimos privilegiados de darle esta oportunidad y confiamos en que demuestre sus cualidades.

Hace apenas unos días, y tras un nuevo estallido de violencia palestino-israelí, se conocía la noticia de la renuncia de Ahmet Orken a su contrato con Israel Cycling Academy. El equipo israelí podía, sin ningún problema aparente, haber seguido adelante con una plantilla relativamente amplía, de 23 corredores, tras este hecho. Pero no, es un equipo creado para dar oportunidad a aquellos cuyos lugares de origen no se lo permite con facilidad. Y así es como llega el eritreo Gebremedhin.

Su historia es de total superación, comenzando por una vida prácticamente sin recursos en el país del este de África. Usando una bici de segunda mano por necesidad para ir a la escuela, poco a poco fue llamando la atención de los equipos de su país. Más adelante sería la selección nacional quien le llamaría permitiendole llegar a correr en Europa. En uno de esos viajes, en el Mundial de Florencia 2013, huyó de su país en busca de una vida mejor.

Todavía no me lo puedo creer. He esperado esta oportunidad durante casi toda mi vida y hubo momentos de desesperación en los que casi perdí toda esperanza de que ocurrieses este milagro. Pero ahora, parece que todo por lo que he peasado ha merecido la pena.

Tras su paso por Suecia como refugiado -donde estuvo 18 meses sin papeles y bandera bajo la que corre actualmente-, ahora vive en Euskadi, con un matrimonio de jubilados. En cuanto a resultados, destacan varios buenos resultados cuando aún no había salido de Eritrea, con varios Top10 en carreras locales con 20 años recién cumplidos. El año pasado, enrolado en el proyecto hispano-kuwaití Kuwait-Cartucho.es, logró terminar 16º la Vuelta a la Comunidad de Madrid. Ahora, su objetivo es seguir creciendo.

Fuente: Web oficial de Israel Cycling Academy

Imagen destacada: Israel Cycling Academy

Sprint Final. Eriz Fraile (@ErizFraile)

Comentários no Facebook