Anna Kiesenhofer un año después

¿Que ha pasado para que una ciclista con gran proyección de repente deje el deporte y vuelva a su país natal para trabajar como investigadora en matemáticas?

Un año da para mucho y es ese tiempo el que ha pasado desde que la ya ex ciclista austríaca Anna Kiesenhofer alcanzase la gloria ganando en la cima del Mont Ventoux la 3.ª etapa del Tour Cycliste Féminin International de l’Ardèche que se disputó el 3 de septiembre de 2016. Acabó 2.ª en la clasificación general sorprendiendo al mundo y solo superada por la experimentada Flavia Oliveira.

Su participación en esa prueba estuvo en duda hasta pocas semanas antes ya que un grupo de corredoras, la mayoría anónimas, se juntaron para crear su propio equipo mixto bajo el nombre de International Friends of the Ardeche Cycling TeamBajo mínimos lograron reunir los patrocinadores necesarios para disputar la carrera y otras 1.240 libras para los diferentes gastos.

A nivel nacional Anna Kiesenhofer había conseguido la Copa de España de Ciclismo de 2016 gracias a que el nuevo equipo catalán Frigoríficos Costa Brava-Naturalium apostase por ella y por Lorena Llamas entre otras humildes deportistas afincadas en Cataluña que participaban en carreras populares de la zona -Anna en principio también hacía duatlón y triatlón pero debido a una lesión decidió dejar la carrera a pie-.

Aunque no ganó ninguna carrera, y debido a la baja de Mavi García (Bizkaia-Durango) en alguna prueba, pudo ganar dicha Copa de España demostrando una gran regularidad y fortaleza ya que no es nada fácil ganar dicho campeonato ante la “tiranía” de los equipos UCI estatales mucho más preparados. Debido a su actuación en España también disputó los campeonatos de su país con un 2.º puesto en la contrarreloj, y el seleccionador de Austria la puso en su seguimiento para los diferentes campeonatos internacionales. Aún seguía siendo una ciclista anónima solo conocida en España y Austria pero con buenas perspectivas de futuro. Como mínimo ya tenía casi asegurado su fichaje por algún equipo UCI de España o Austria.

Por si fuera poco, además, en los primeros meses de la temporada, la dio tiempo a acabar un doctorado en matemáticas en la Universidad de Barcelona (Tesis: Integrable systems on b-symplectic manifolds).

Volviendo a septiembre, y su actuación en Ardeche, su gran resultado hizo que varios equipos internacionales potentes pusiesen sus ojos en ella. Sus 42 puntos (2.ª mejor austriaca de la clasificación mundial UCI) podrían ser decisivos para que un equipo mantuviese o ascendiese a la máxima categoría. Finalmente, el Lotto-Soudal anunció su fichaje en noviembre.

Comenzó la temporada 2017 en abril pero… algo iba mal. No acabó ninguna de las carreras profesionales que disputó (ni Amstel Gold Race, ni Flèche Wallonne ni Luxembourgeois du Cyclisme Féminin Elsy Jacobs). El cambio de nivel no era excusa, las ganadoras de la Copa de España tienen nivel para al menos acabar con solvencia esas pruebas. No participó ni en los campeonatos de su país…

Kiesenhofer rompió su silencio público a finales de junio en su Facebook comunicando que una disciplina de entrenamiento más dura y profesionalizada no la convenía ni mental ni físicamente (declaró que sufría amenorrea y osteoroposis en áreas de la columna lumbar).

Las preocupaciones sobre mi salud y mi deseo de vivir me han llevado a la decisión de prolongar mi descanso, en principio temporal, a indefinido. Obviamente, la parte relacionada con la fatiga de mi problema podría resolverse con el descanso, un plan de entrenamiento más suave y estrategias para hacer frente al estrés. Pero creo que los problemas hormonales son más complejos y no quiero poner ninguna presión sobre mí para un regreso. Tengo dudas de que enfocarlo todo en el deporte sea compatible con la salud. Especialmente cuando el deporte aumenta el problema. Si no puedo esforzarme al límite entonces prefiero correr por diversión e invertir mi energía psíquica en otras cosas.

Poco después Anna Kiesenhofer dio explicaciones mas extensas en su web personal y habló sobre su vida actual alejada de los focos mediáticos del ciclismo profesional:

Acerca de mi vida post-ciclismo: He regresado a mi país de origen, Austria, y ya estoy trabajando como investigadora matemática. Obviamente sigo haciendo deporte, pero sólo hasta el punto que contribuye a mi salud y felicidad. No volveré a actualizar este blog, pero lo dejaré activo como un recuerdo de mi pasado en bicicleta.

Imagen destacada: Facebook Anna Kiessenhofer

Sprint Final. Ibai Lara (@ibai_lara)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.