Análisis de la Tirreno-Adriático 2017

Ya se ha pasado la resaca del champagne bebido tras los pódiums finales de la Tirreno-Adriático y con la mente fría se ha hecho el siguiente análisis de la carrera.Como no se podría hacer de otra manera, se empieza hablando del flamante y rotundo vencedor Nairo Quintana.

El colombiano ya tiene su segundo tridente en casa, habiendo sido el hombre más fuerte de la carrera.La estrategia por parte de Movistar fue clara: hombres fuertes en contrarreloj que ayudasen a Nairo en la crono por equipos y le protegieran hasta llegar al Terminillo que él se encarga del resto. Un plan que les ha salido a la perfección, consiguiendo llevarse la clasificación por equipos y metiendo a Castroviejo en sétima posición. Solo se puede decir que si el de Boyacá se mantiene en este camino, nadie va a ser capaz de bajarle del pódium en el próximo Giro.

Continuando un escalón más abajo nos encontramos a Rohan Dennis. Un corredor del BMC que ha dado un gran salto de calidad en la montaña. Ya eran conocidas sus cualidades en la contrarreloj, habiendo ganado el prologo del Tour de Francia del 2015. El australiano de 26 años está aún por dar su mejor versión. Ha sabido mantener la ventaja obtenida en la contrarreloj por equipos del primer día, dosificando en la montaña y dando la estocada final en la contrarreloj para que nadie le pudiese quitar su mejor resultado por el momento.

En última posición del pódium se encuentra el francés Thibaut Pinot. Este año quiere ver como se desenvuelve en la Corsa Rosa y por eso prefirió la Tirreno-Adriatico a su querida patria con la Paris-Niza. Se le ha visto una gran mejoría en la contrarreloj, tanto en individual como por equipos, algo que hay que agradecer a su equipo la FDJ. Parece que se encuentra en un buen nivel con posibles rangos de mejora. Tiene un buen equipo con su fiel escudero Sébastien Reichenbach, que lo apoyará para conseguir su objetivo en el mes de mayo.

Saliendo del pódium nos encontramos a Primoz Roglic. Un ciclista que se muestra muy versátil en las vueltas de una semana como ya nos fascinó en Algarve y su pelea con Daniel Martin. Por su parte, a Geraint Thomas parece que le ha sentado muy bien su concentración en Sudáfrica con Froome. Ha vuelto con una combatividad y un poderío en la montaña que puede que ponga en más de un apuro a Nairo en el Giro.

Hacer especial referencia a Tom Dumollin, por lo luchador que es en toda carrera que va. Habrá que esperar algún movimiento por su parte en el Poggio de San Remo con la intención de dejar con el ceño fruncido a los sprinters y allanar el terreno a su compañero Michael Matthews. Por otro lado, Castroviejo sigue creciendo a pasos agigantados, siendo un gregario de lujo que sabe aprovechar las oportunidades ofrecidas, como bien demuestra su 7ª posición en la carrera italiana.

Ahora hay que sacar a relucir lo malo, esos corredores que solamente han aparecido en la lista de inscritos. Se tiene que hacer especial hincapié en que estos nombres han sido mayormente italianos, destacando a Fabio Aru (abandono) y Vincenzo Nibali (26º).  El líder del Astana abandonó en la quinta etapa cuando ya se había dejado más de cuatro minutos el día anterior. Esperemos que se recupere de su enfermedad y pueda seguir ofreciendo esas caras de sufrimiento a las que nos tiene acostumbrados.

Vincenzo se ha mostrado como otros años, recordando un poco a Andy Schleck. Es un corredor que su condición física es muy irregular durante la temporada, pero en las carreras importantes siempre da espectáculo. Adam Yates (otro abandono) sí que fue uno de los animadores de la cuarta etapa (Terminillo) y se colocó segundo en la general. En cambio, al día siguiente se subió al coche de equipo y no se ha ofrecido una explicación. Otros ciclistas que tendrían que haber dado más que hablar, para mencionarlos por encima, han sido Rui Costa (18º) tras su victoria en Abu Dhabi,  Tejay Van Garderen (21º), Rafa Majka (24º) o Mikel Landa (31º).

Para terminar, fuera de la clasificación general, ha habido lucha. En los sprints Gaviria se ha mostrado superior del resto en su única oportunidad clara, miestras Mark Cavendish no ha querido ni salir a saludar. Sagan ha seguido en sus trece de ganar y ganar siempre que se pueda, consiguiendo la maglia rossa de puntos y un par de victorias parciales.

Con la maglia blanca  ha habido un duelo en el que Colombia estuvo pegada al televisor en la última etapa y no solamente por Nairo. La pelea entre los dos mejores jóvenes, Bob Jungels (14º) y Egan Arley Bernal (16º), fue otro aliciente de la carrera. Ahora, de Italia nos movemos a España con la Volta a Catalunya. Otra vuelta de una semana donde se enfrentarán muchos corredores que harán sufrir a sus contrincantes en el próximo Tour de Francia, entre ellos los siempre esperados Chris Froome y Alberto Contador.

Imagen destacada: Dario Belinheri. Agencia EFE

Sprint Final. Juan Pañero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.