Análisis detallado del WWT 2017

Dentro de un par de semanas va a comenzar la temporada en Australia y viene bien recordar como ha quedado el nuevo calendario WWT (Women’s World Tour), aunque para el comienzo de este falten 2 meses más. Añadir que revisiblemente en la primera semana de enero se comuniquen los equipos con acceso a todo el calendario.

Ya nos hicimos eco del calendario e incluso nos lamentamos de la no inclusión de la Emakumeen Bira que por motivos históricos se merece entrar en el mismo. Sin embargo, otras carreras nuevas, que al ser nuevas no han tenido tiempo para cometer errores (o mismamente en los “critériums” del Tour, Londres o Madrid los errores son más difíciles de cometer) han tenido preferencia sobre la ronda vasca.

Sea por unos motivos (“cuotas” de países, preferencia a carreras “mediáticas”, presión de los grandes organizadores…) o por otros, como ya comentamos este es el calendario definitivo de la máxima categoría del ciclismo femenino para el 2017:

4 marzo: Strade Bianche (Italia)
11 marzo: Tour de Drenthe (Países Bajos)
19 marzo: Trofeo Alfredo Binda (Italia)
26 marzo: Gante-Wevelgem (Bélgica)
2 abril: Tour de Flandes (Bélgica)
16 abril: Amstel Gold Race (Países Bajos)
19 abril: Flecha Valona (Bélgica)
23 abril: Lieja-Bastoña-Lieja (Bélgica)
5-7 mayo: Tour de la Isla de Chongming (China)
11-14 mayo: Amgen Tour de California (Estados Unidos)
4 junio: Philadelphia Classic (Estados Unidos)
7-11 junio: Aviva Women’s Tour (Gran Bretaña)
30 junio-9 julio: Giro Rosa (Italia)
23 julio: La Course by Le Tour de France (Francia)
29 julio: Prudential Ride de Londres (Gran Bretaña)
11 agosto: Vargarda TTT (Suecia)
13 agosto: Vargarda Road Race (Suecia)
17-20 agosto: Ladies Tour de Noruega (Noruega)
26 agosto: GP de Plouay (Francia)
29 agosto-3 septiembre: Boels Rental Ladies Tour (Países Bajos)
10 septiembre: Madrid Challenge by La Vuelta (España)

Como nuevas carreras entran la Amstel Gold Race, Lieja-Bastoña-Lieja, Ladies Tour de Noruega y Boels Rental Ladies Tour, completando así un calendario de 21 carreras -frente a las 17 del pasado año-.

Una vez recordado como quedará el WWT femenino 2017 hay varias cosas que llaman la atención. Es significativo que un país histórico como Países Bajos pase de solo tener 1 prueba a tener 3, cifra acorde con su historia tanto de ciclismo en general como en ciclismo femenino en particular.

La única carrera de nueva creación que entra directamente es de ASO, la Lieja-Bastoña-Lieja, ya que la Amstel Gold Race hereda la Ronde van Gelderland así que en este caso no estamos hablando de una carrera nueva (también hubo una Amstel Gold Race oficial durante los años 2000 y 2003).

El Boels Rental Ladies Tour es una carrera histórica que sin duda se merece entrar y el Tour de Noruega, pese a ser una de las primeras carreras femeninas en crearse, se refundó en 2014 y entra en el calendario aprovechandose de su cercanía a las dos pruebas que se disputan en Suecia.

Otra de las cosas que llaman la atención es que a pesar de las nuevas incorporaciones no hay solapamientos de carreras como ocurre en el WT masculino, formando un calendario mucho más lógico. Por lo general, suficientes días de descanso entre pruebas; y cuando hay pocos días entre ellas es porque el desplazamiento es corto ).

El único “pero” en ese aspecto es entre el Tour de la Isla de Chongming en mayo y el Aviva Women’s Tour en junio. En este periodo de tiempo -1 mes- primero se trasladarán a China, luego a Estados Unidos y al final regresarán a Europa (Gran Bretaña). Encajar las pruebas estadounidenses para que se disputen juntas es difícil, ya que van a la par que la masculinas, aunque la solución podría haber sido retrasar una semana la prueba británica.

tci_14_wc_finish_670
Podium del Tour de la Isla de Chonming 2016, la prueba más “exótica” de WWT.

Por fortuna, al contrario que en su homólogo masculino, los equipos no están obligados a acudir a las pruebas, así que a las giras por Asia o Estados Unidos no irán los equipos que se centran en el calendario europeo. Esperemos que en el futuro esas carreras no impongan tener a determinados equipos -como ha ocurrido alguna vez en el ciclismo masculino-; aunque desde el punto de vista del organizador, pagar por una prueba WWT para que solo vayan 9 equipos de cierto nivel -como pasó en el Tour de California 2016- no debe ser muy positivo.

Aunque es difícil predecir lo que ocurrirá en un futuro, para que el calendario quede redondo faltaría alguna carrera exótica en enero y/o febrero a modo de pretemporada. Una de ellas podría ser la Cadel Evans Great Ocean Road Race, otra candidata podría ser el Tour de Qatar, o sin añadir ninguna carrera trasladar el Tour de la Isla de Chongming a esas fechas. También vendría bien incluir la Emakumeen Bira -mayo-; la Thüringen Rundfahrt -después del Giro Rosa- y la Route de France, que sería más complicada de encajar en agosto debido a su larga duración.

De esta manera, tanto la prueba alemana como la prueba francesa, podrían conformar las nuevas “Grandes Vueltas femeninas” junto al Giro Rosa, al ser las únicas pruebas con una semana ó más de duración. Cabe recordar que en su día estas las formabas el Giro Rosa, el Tour de l’Aude y la Grande Boucle. Por otra parte, habrá que ver como incluyen el Tour de Guangxi en 2018. Lo ideal sería que estuviese cerca de las fechas de Chongming, aunque 2 carreras por etapas chinas en el WWT puede ser demasiado y es algo díficil de justificar en el aspecto de tradición ciclista

De todas formas, esperemos que en ese futuro no se llegue al desmadre del WT masculino en el que hacer un análisis de un calendario de 39 pruebas es toda una aventura. Un calendario formado por 25-30 pruebas repartidas entre enero/febrero y septiembre/octubre es más que suficiente para que se puedan seguir todas ellas, teniendo en cuenta que su duración es inferior a las masculinas, evitando que se reparta -o no se haga- el seguimiento necesario.

Por su parte, me replantaría los “critériums” del Tour, Londres y Madrid. El Tour lo ha transformado este año en un ascenso al  Izoard, pero el ridículo kilometraje de 67 km lo convierte en casi la típica ascensión al Monte Fuji de la Vuelta a Japón con un pequeño rodeo previo. Tenían fácil aprovechar el recorrido de las últimas 5-6 etapas del Tour de Francia de forma reducida y hacer una vuelta por etapas, pero han optado por la opción más cómoda que tuviese solo un poco de dureza.

Un formato como el desaparecido Critérium Internacional masculino tampoco estaría mal. En cuanto a la puntuación de las carreras, que las victorias en todas pruebas puntúen igual que ganar el Giro de Rosa (120 puntos) suena un poco a chiste. ¿A alguien se le ocurriría que una de un día de menos de 150 km en un circuito llano o unipuerto puntue igual que un Monumento o una Gran Vuelta?. Por suerte, aún hay tiempo para cambiar el baremo de puntuación, que a veces hay cambios de última hora, de hecho este mes de diciembre se están publicando diversos cambios en las normas.

Otras de las carreras recientes, sin tradición -creadas estos últimos años- y que desde el año de la creación del WWT ya estaban en el calendario provocan opiniones dispares. Por un lado, la Strade Bianche, que por su trazado diferente se merece estar. Por otro lado,tenemos el caso las pruebas anglosajonas, incluida por la importancia del mercado de estos paises, y la Gante-Wevelgem, incluída por la tradición de su homóloga masculina. Las demás están creadas desde 1979 (Trofeo Alfredo Binda) hasta 2008 (Vargarda TTT).

WWT Strade Bianche 2016
Armitstead salió victoriosa en la Strade Bianche 2016.

Otro aspecto a modificar, aunque secundario, tendría que ser que las pruebas que no están en este calendario tengan su propia clasificación, similar a los Circuitos Continentales masculinos. Las otras pruebas están diluidas en la clasificación del Ranking UCI donde la mayor importancia está en las pruebas del WWT y no deja oportunidad para que los equipos/ciclistas modestas tengan su momento de gloria. De los 1186 puntos que obtuvo Megan Guarnier 946 fueron en pruebas WWT que lógicamente se hizo con las dos, y únicas, clasificaciones individuales que hay.

Una vez analizado el calendario solo nos quedaría hablar de las favoritas, pero aún es muy pronto para ello. Megan Guarnier, como corredora completa y vigente campeona, parte con la vitola de favorita. Además, a destacar la retirada de Evelyn Stevens y Emma Johansson que podrían haber sido candidatas al triunfo.

………………….

Mejores momentos del WWT 2016

………………….

Fuentes: omroepgelderlandCyclingnewsWikipedia y elpeloton

Imagen destacada: UCI

Resto de imágenes: ciclismopro.net y Road&Mud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.