Análisis de los equipos de la temporada 2019: Trek-Segafredo

ANÁLISIS 2018

La formación de Luca Guercilena logró el pasado año 20 victorias, de las cuales muchas llegaron de la mano de Toms Skujins y Jasper Stuyven. Empezó el año de la mejor forma posible, con dos victorias en la Vuelta a San Juan de la mano de Ryan Mullen y Giacomo Nizzolo y con tres de los cuatro trofeos de la Challenge Mallorca en su haber con dos triunfos de Degenkolb y uno de Toms Skujins. En primavera llegaría la victoria de Bauke Mollema en la Coppi e Bartali y la de Jarlinson Pantano en la Volta a Catalunya.

La más importante y emotiva del año fue en el Tour de Francia, con final en Roubaix, de la mano de John Degenkolb, después del accidente que le privó años atrás de volver a levantar los brazos en ese velódromo y de dedicarle la victoria a su amigo fallecido. Entre agosto y septiembre, Jasper Stuyven estuvo pletórico en el BinckBank Tour y en clásicas belgas y se puso el broche de oro en Italia con las victorias de Bauke Mollema en el GP Bruno Beghelli y la de Toms Skujins en Tre Valli Varesine.

MERCADO DE FICHAJES

Buen equilibrio el que se ha logrado este año. Ha vuelto al equipo Edward Theuns, pieza importante para las clásicas primaverales y principal apoyo para Degenkolb y Stuyven. Con Giulio Ciccone se ha apostado por la juventud en un ciclista que está llamado a ser importante en el futuro en etapas de alta montaña como ya demostró en Bardiani-CSF. En el sprint, ha llegado savia nueva de la mano de Matteo Moschetti, que el pasado año se anotó nueve victorias en la lucha por el sprint.

Además de las llegadas de Will Clarke y Alex Kirsch, no hay que olvidar la de Richie Porte. El ciclista australiano quiere quitarse la etiqueta de ciclista mediocre y gafado cuando llegan las ‘grandes vueltas’. Después de sufrir la desgracia de dos lesiones por caída en el Tour de Francia, espera llegar este año con la máxima ambición posible. En el apartado de salidas: Giacomo Nizzolo, Grégory Rast (retirada), Laurent Didier (retirada), Matthias Brändle, Boy Van Poppel, Tsgabu Grmay, Ruben Guerrero, Eugenio Alafaci y Gregory Daniel.

OBJETIVOS 2019

Con un equipo equilibrado para poder luchar por todo, Trek-Segafredo podrá contar con hombres rápidos para los sprints como Degenkolb y Moschetti; clasicómanos como el propio corredor alemán, Jasper Stuyven y Edward Theuns; contrarrelojistas de la talla de Mullen y Porte; corredores de vueltas por etapas como el australiano y Bauke Mollema  y ‘caza-etapas’ como Tom Skujins, Gianluca Brambilla o Jarlinson Pantano. En definitiva, un año prometedor para la escuadra americana, que ha podido confeccionar una buena plantilla para 2019. Las miradas estarán puestas en Richie Porte, por verle por fin llevarse una grande, pero no hay que olvidar que para las clásicas hay mucha pólvora.


LÍDER

Sus cuatro años en la escuadra americana le permiten ocupar el sitio de líder en el equipo. Bauke Mollema vivió el primer año post-Contador cuajando buenas actuaciones, aunque no fueran de la misma envergadura que las del pinteño. Fue de menos a más, logrando tres Top10 en el Tour de Francia, la segunda plaza en la Clásica San Sebastián, dos segundos puestos en La Vuelta y la victoria en el GP Bruno Beghelli. Aunque remató muchas veces en el palo, el ciclista neerlandés se dejó ver en varias escapadas intentando llevarse las victorias desde lejos. Para este año compartirá liderato con el recién llegado Richie Porte y ambos pueden repartirse las carreras más importantes.

CO-LÍDER

El australiano Richie Porte firmó una decepcionante segunda parte de 2018 en su último año con BMC. Empezó el año llevándose el bronce en la crono de los Nacionales australianos antes de ganar, como es costumbre, en Willunga Hill. Se le veía en plena forma con las actuaciones del Tour de Romandie (3º de la general) y Tour de Suisse (1º de la general),pero en la 9ª etapa con final en Roubaix, se cayó fracturándose la clavícula y viéndose obligado a abandonar. Retornó en La Vuelta y lo que parecía ser un retorno a por la general, se convirtió en tres semanas de paseo por nuestra geografía, perdiendo tiempo desde el primer kilómetro. Borrón y cuenta nueva para un Porte que busca demostrar toda su valía.

PROMESA

El equipo ha encontrado en Matteo Moschetti el puntal que le hacía falta para las llegadas al sprint además de John Degenkolb. El joven ciclista italiano, procedente del Polartec-Kometa de Alberto Contador e Ivan Basso, firmó a mediados del año pasado su paso a profesionales gracias a las nueve victorias y numerosos Top10 que logró, siendo la victoria en la 2ª etapa de la Vuelta a Burgos la más importante. Hay mucha fe depositada en este ciclista, que seguro dará muchas alegrías al equipo Trek-Segafredo.


PLANTILLA 2019 (edad a 01.01.2019)

Fumiyuki Beppu (JPN-35), Julien Bernard (FRA-26), Gianluca Brambilla (ITA-31), Giulio Ciccone (ITA-24), Will Clarke (AUS-33), Nicola Conci (ITA-22), Koen de Kort (NED-36), John Degenkolb (GER-30), Niklas Eg (DEN-24), Fabio Féline (ITA-28), Alex Frame (NZL-25), Michael Gogl (AUT-25), Markel Irizar (ESP-38). Alex Kirsch (LUX-26), Bauke Mollema (NED-36), Matteo Moschetti (ITA-22), Ryan Mullen (IRL-24), Jarlinson Pantano (COL-30), Mads Pedersen (DEN-23), Richie Porte (AUS-33), Kiel Reijnen (USA-32), Toms Skujins (LAT-27), Peter Stetina (USA-31), Jasper Stuyven (BEL-26), Edward Theuns (BEL-27).


Fotografía: Santini

Sprint Final, Jaume Colomines (@jaumecolomines, @jaume_colomines)

Comentários no Facebook