Amstel Gold Race – Philippe Gilbert sigue intratable

Ha sido una semana con pocas carreras de renombre para lo que nos tenía acostumbrado el deporte de la bicicleta este último mes. Pero esa relativa calma ha llegado a su fin ante una semana en la que se mezclan grandes clásicas con vueltas por etapas de rango menor, pero buena preparación para el Giro. Y todo esto comenzaba hoy, con la disputa de la Amstel Gold Race, que con sus 260 kilómetros y 35 cotas abría el Tríptico de las Ardenas.  Siguiendo su espectacular temporada, Philippe Gilbert (QuickStep Floors) ha logrado vencer la carrera.

Como suele ser habitual, los primero compases de la carrera han deparado una bonita lucha por formar la que debía ser la fuga del día. Esta vez, se ha ido formando poco a poco, llegando finalmente al número de 12 ciclistas: Lars Boom (LottoNL-Jumbo), Stijn Vandenbergh (AG2R-La Mondiale), Mads Wurtz Schmidt (Katusha-Alpecin), Tim Ariesen (Roompot), Nikita Stalnov (Astana), Michal Paluta (CCC-Sprandi-Polkowice), Brendan Canty (Cannondale-Drapac), Johann Van Zyl (Dimension Data), Kenneth Van Rooy (Sport Vlaanderen-Baloise), Pieter Van Speybrouck (Wanty-Groupe Gobert), Vincenzo Albanese (Bardiani-CSF), Fabien Grellier (Direct Energie).

Transcurridos poco más de 50 kilómetros de carrera y habiendo pasado ya por los seis primeros repechos, este numeroso grupo realizaba el primero de los pasos por la línea de meta, contando por el momento con 8′ de renta respecto al gran pelotón. Poco a poco, esa diferencia ha comenzado a bajar, con Lotto-Soudal y Sunweb como encargados de tratar de controlar a la escapada durante esa parte intermedia de la carrera neerlandesa.

 Mientras la renta ya se situaba sobre los 3’45”, los corredores afrontaban el segundo de los pasos por el Cauberg y por meta. Pese a haber algún movimiento en ambos grupos, todo volvería a quedarse como estaba en pocos kilómetros. Y poco después, BMC decidía ponerse al mando del pelotón, haciendo descender la renta de los fugados de manera vertiginosa.

A falta de 55 km, cuando su ventaja era de 30″, Fabien Grellier (Direct Energie) demarraba de sus acompañantes con el único ánimo de dejarse ver antes de la neutralización. Pese a estar a partir de ese momento a menos de 15″, ha agunatado otros 15 kilómetros en cabeza. De esta manera, el pelotón se ha reagrupado faltando 7 cotas y 40 kilómetros. Y como suele suceder, han surgido los primeros contraataques en la ascensión al Kruisberg -0.8 km al 8.5%-.

Tras estos movimientos, se ha formado un grupo en cabeza con gente con cualidades para ganar: Sergio Henao (Sky), Tiesj Benoot (Lotto-Soudal), Philippe Gilbert (QuickStep Floors), Michael Albasini (Orica-Scott), Bert Jan Lindeman (LottoNL-Jumbo) y Nathan Haas (Dimension Data); a los que poco después se les han unido Jose Joaquín Rojas (Movistar) e Ion Izagirre (Bahrain-Merida).

Por detrás, el pelotón -muy reducido- se enfilaba y cada vez estaba más cerca de contactar gracias a la labor de BMC. Pese a ello la distancia se mantenía entre los 10 y los 20″ según iban encadenando varios muros -Eyserbosweg, Fromberg y Keutenberg-. En el enlace entre los dos últimos, una caída en el pelotón eliminaba de manera definitiva a Roman Kreuziger (Oric-Scott) y Enrico Gasparotto (Bahrain-Merida).

Como era de esperar, el Keutenberg -1.7 km al 5.5 %- servía como lugar para atacar desde el pelotón para contactar con los fugados. Y como era de esperar, atacaban los de siempre; logrando llegar a la escapada Michal Kwiatkowski (Sky), con Fabio Felline (Trek-Segafredo) y Tim Wellens (Lotto-Soudal), Alejandro Valverde (Movistar) y Greg van Avermaet (BMC) a unos pocos metros después de coronar.

Sin ser capaces de llegar hasta la cabeza de carrera -a poco más de 10″-, los perseguidores veían como se les unían a su lucha Bob Jungels (QuickStep Floors), Rui Costa (UAE Team Emirates) y Warren Barguil (Sunweb). Y la colaboración que había en el grupo delantero hacía que la de sus perseguidores no sirviera para nada, aumentando hasta los 38″ tras ascender por última vez el Cauberg y pasar por meta -a 16 km-.

A partir de ahí, poco a poco ha seguido subiendo la diferencia, estando con total seguridad el ganador entre los integrantes del grupo de cabeza. En la última cota -Bemelerberg, a 5.5 km-, Michal Kwiatkowski (Sky) y Philippe Gilbert (QuickStep Floors) han conseguido abrir un pequeño hueco con sus acompañantes. Por detrás, el grupo perseguidor ha sido cazado por lo que quedaba del pelotón.

Finalmente, los ganadores de los dos primeros Monumentos del año se han jugado la primera de las tres clásicas de las Ardenas. En esta ocasión, la victoria se la ha llevado Philippe Gilbert (QuickStep Floors), que ha conseguido su cuarto entorchado en esta carrera. En la pelea por la tercera plaza, Michael Albasini (Orica-Scott) ha logrado imponerse al resto.

CLASIFICACIÓN

  1. Philippe Gilbet (QST) 6h 33′ 35″
  2. Michal Kwiatkowski (SKY) m.t.
  3. Michael Albasini (ORS) +0’10”
  4. Nathan Haas (DDD) +0’10”
  5. Jose Joaquín Rojas (MOV) +0’10”
  6. Sergui Henao (SKY) +0’10”
  7. Ion Izagirre (TBM) +0’14”
  8. Michael Gogl (TFS) +1’10”
  9. Sonny Colbrelli (TBM) +1’11”
  10. Michael Matthews (SUN) +1’11”

Imagen destacada:

Sprint Final. Eriz Fraile (@TxoriTorete1197)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.