Declaraciones post-etapa 2 Vuelta al País Vasco: Contador, Albasini, Matthews y Maté

Hoy, en el País Vasco, ante la desilusión de todo espectador a este bello deporte, hemos visto una etapa de lo más monótona y sencilla que hacía tiempo que no veíamos por estas tierras donde el terreno suele ser propenso a jugadas maestras de hombres denominados como caza-etapas. Aquellos tiburones al acecho a cualquier momento en que la orografía o las condiciones meteorológicas acompañen para lanzar un ataque y marcharse directos a la victoria.

Hoy, ni lo primero ni lo segundo ha acompañado. Ya lo decía el propio Alberto Contador (Trek-Segafredo), quien amanecía en el día de qyer con una aviso por parte del equipo de que tuviera cuidado en los kilómetros finales por si hubiera viento:

Había que tener cuidado hoy con el viento, pero no ha sido lo suficientemente intenso para cortar el pelotón. En la parte final había que estar bien colocado porque  cualquier caída hace que puedas perder tiempo. El equipo me ha ayudado y hemos salvado el día sin problemas.

Así pues, tras dos etapas donde el principal objetivo para el aspirante a ganar el Tour de Francia en un año en el que la palabra retirada vuelve a estar al acecho, era salir sin pérdidas de tiempo. Objetivo conseguido. Ahora ya sí, él tendrá que comenzar a mover fichas y perfilarse como aspirante a conseguir una txapela más, su quinta.

Hito que no ha conseguido nadie en la historia. Para ello, el camino comienza mañana, una etapa donde habrá nervios, pues nadie sabe al 100% su estado de forma y el de sus rivales. A pesar de ello, Contador, advierte que esos nervios se esfumarán rápidamente y habrán ataques. ¿Será él el primero en mover el arbol?

Para mañana cuando lleguen las subidas los nervios se quitan, porque cada uno va cómo le funcionen las piernas y éso hará que la carrera vaya más calmada. Hay que estar atento  porque hay corredores muy explosivos y que pueden moverse.

El máximo triunfador en la etapa de ayer cruzada la línea de meta fue el suizo Michael Albasini (Orica-Scott), quien volvía a saborear la victoria tras su triunfo en la 5º etapa del Tour de Romandía en el mes de abril del pasado año.. El ciclista del Orica-Scott, admitía no haber tenido buenas sensaciones durante la etapa, pero aún así, decidieron conjuntamente jugarse la victoria con él:

No me encontré tan bien durante la etapa. Llevábamos unos desarrollos más grandes de los que montamos habitualmente, pero al final fue un sprint cuesta abajo y muy rápido, y me fueron bien. A falta de 25 kilómetros del final decidimos que lo intentaría en el sprint hoy. Tenía bastante claro que tenía que mantenerme en buena posición en los últimos 300-400 metros.

Pero no es casualidad que ganase la etapa de ayer. A pesar de los titulares en diversos medios digitales de este deporte, el suizo lleva preparándose para unas semanas para esta carrera y llegar en forma, como él mismo reconocía haciendo repaso a las últimas semanas:

He tenido dos buenas semanas de entrenamientos después de la Milan-Sanremo y el domingo en la Vuelta a La Rioja ya me sentí muy bien. Incluso ayer pude hacer un buen trabajo para Simon Gerrans.

El gran favorito para la etapa de ayer era Michael Matthews (Sunweb), quien no pudo pasar de la 4º posición a pesar de intentarlo. La parte positiva es que permanecerá con la maillot de líder una jornada más. Así se mostraba el australiano tras cruzar la línea de meta;
El equipo hizo un trabajo espectacular al final del día. A la hora de sprintar, me colocaron muy bien. Por desgracia, al final vi una señal que indicaba que había que girar a la izquierda, me entraron las dudas y el miedo y ahí perdí todo. Estoy decepcionado pero mañana será otro día como líder”.

El protagonista del día, Luis Ángel Maté (Cofidis) – junto con Fabricio Ferrari (Caja Rural-Seguros RGA)- declaraba haber marcado esta etapa como clave y de posible emboscadas por el pelotón. Por ello quería estar delante en la fuga, por si se formaba esa posible emboscada él estar en buena posición y en el grupo delantero. Para su desgracia, esto no ocurrió:

“Tenía esta etapa marcada desde el principio. Me gustaba el recorrido porque tenía un terreno pestoso en la mitad y luego al final sabíamos que iba a entrar el viento de costado y quería estar delante. Al final no fue así, hubo mucho viento de cara. Sin embargo me quedo con las buenas sensaciones después de tanto tiempo sin correr. Disfrutando de la afición vasca e intentando ser protagonista. Disfruté mucho delante y seguiremos dando guerra hasta el final”.

Fuentes: Webs oficiales de Trek Segafredo, Cofidis, Sunweb y Orica Scott

Imagen destacada: @elSuperHincha

Sprint Final. Diego Vos (@diegovos_)

Diego Vos Trespalacios

@diegovos_ en twitter. Apasionado de este deporte, el ciclismo. Con grandes ilusiones y un camino por recorrer. Luchando por hacer grande este proyecto tan bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.