Acusan a la RFEC de dopaje sistemático en el equipo nacional de pista entre 1993 y 1998

Cuando el mundo del ciclismo sigue tocado por el no-negativo de Chris Froome (Sky) por salbutamol, hoy ha aparecido, en el diario El País, un artículo publicado por Carlos Arribas, que da luz a una declaración de Luis García del Moral -responsable médico de la selección española de pista en Atlanta 1996- en el TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) en otoño de 2016. El galeno afirma que entre 1993 y 1998, hubo un programa de dopaje sistemático en el equipo español de pista, con la ingestión de EPO y hormonas del crecimiento.

Para corroborar la declaración se adjunta una factura médica -con gastos en farmacias y en los servicios del doctor Ferrari- subvencionados por el Estado español. La RFEC (Real Federación Española de Ciclismo) ha emitido un comunicado de urgencia donde muestra su posición al respeto:

  • COMUNICADO COMPLETO DE LA RFEC

“En relación a la información aparecida en medios de comunicación que vincula a la Selección Española de Pista con prácticas ilícitas entre el año 1993 y 1998, la Real Federación Española de Ciclismo declara que ni su actual directiva ni ninguno de los miembros de su dirección deportiva, técnica o servicios médicos guarda relación con los hechos que se relatan.

Además, subraya que en la actualidad no se dispone en la Real Federación Española de Ciclismo de documentación que haga referencia a dichos hechos y que permita poder aportar más datos o abrir una investigación.

La Real Federación Española de Ciclismo está sujeta, al igual que el resto de federaciones deportivas nacionales, a los preceptos de transparencia y buena gobernanza del Consejo Superior de Deportes y vela por el cumplimiento de la reglamentación nacional e internacional sobre la prevención, control y represión del uso de sustancias, métodos y grupos farmacológicos prohibidos, estableciendo una actitud de tolerancia cero contra el dopaje.

Por tanto, la Real Federación Española de Ciclismo trabaja en el firme propósito de la limpieza del combinado español y confirma la lucha de la institución, junto a la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, para erradicar estas prácticas tanto en la alta competición profesional como entre los aficionados al ciclismo.”


 

Fuente: RFEC y El País

Imagen destacada:

Sprint Final. Arnau Soler i Sales.

Comentários no Facebook